lunes, 17 de octubre de 2016

Colaboración: consejos para cuidarte en otoño

¡Buenas tardes!

Como ya os venía anunciando en mis redes sociales desde hace un par de semanas, hoy tengo el placer de ofreceros la colaboración que ha hecho para mi espacio una amiga bloguera a la que sigo desde hace tiempo y con la cual siempre he tenido un excelente trato. 

Si no conocéis a Carolina y su genialísimo blog de Mi meta, tu salud, ya estáis tardando en visitarlo. Seguid leyendo si queréis descubrir de qué nos habla hoy. 


Después del verano, nuestro cuerpo pide a gritos una dosis extra de cuidados. Las exposiciones al sol, aunque no olvidéis que el astro rey (con precauciones) también puede aportarnos beneficios para nuestra salud, el cloro de las piscinas y/o la sal marina, hacen mella en nuestro cuerpo, dañando las fibras capilares y tejidos cutáneos, por lo que ahora, en otoño, es el momento adecuado para prestar especial atención a nuestro cuerpo.


Como el tema puede tratarse desde muchas perspectivas, si os parece, en este artículo, vamos a centrarnos en algunos de los cuidados de la piel y el cabello.

PIEL
Con la llegada de esta nueva estación, las temperaturas descienden y las inclemencias del tiempo son más variables, por lo que, aunque debemos cuidar nuestra piel durante todo el año, tenemos que hacer hincapié en los cambios de estaciones. Y en especial ahora en el otoño, puesto que, después de la época estival, período de tiempo especialmente “duro” para nuestra piel (jornadas interminables al sol, baños en la piscina y playa), hacen que esté más tirante, reseca y apagada.

Lo primero que deberíamos hacer es exfoliar bien nuestra piel, para así eliminar las células muertas. Para hacerlo, podéis usar ingredientes que ya tenéis en casa. Por ejemplo un jabón neutro y azúcar. Eso sí, debéis prestar atención con la piel del rostro, usar productos más específicos y aplicarlo suavemente, puesto que esta piel es más fina y delicada. Para el cuerpo, aplicar y masajear con un aguante de crim para potenciar su eficacia. Una o dos veces por semana es más que suficiente.

Os dejo algunos ejemplos para cada zona:
Rostro: avena y agua; aceite de jojoba y azúcar fino; aceite de almendras dulces, café y azúcar.
Cuerpo: aceite no refinado y sal gruesa; aceite vegetal y semillas de amapolas; aceite de aguacate y sal del Himalaya.


Otro de los factores que tenemos que tener en cuenta es que en otoño tendremos que empezar a hacerle frente al frío, viento y el sol. Por ello, es necesario que no descuidemos nuestra piel, con una buena hidratación.
Así pues, no te olvides de utilizar cremas hidratantes y nutritivas antes de salir de casa y después de una buena limpieza de piel. No olvidar que si tiene un poco de factor de protección (al menos del 15) nos ayudará aprevenirnos de los rayos solares.

Otro de los problemas que surgen a nivel de la epidermis son las manos secas y agrietadas. Para prevenir y tratar estas molestias, son ideales las cremas con base de glicerina. Y para los labios agrietados no te olvides de salir de casa con un buen protector labial o vaselina.

Otro de los factores que nos ayudarán a cuidar nuestra piel es aprovechar las horas de sueño. Es decir, limpiar bien el rostro con jabón neutro, utilizar un tónico calmante y una buena crema hidratante con antioxidantes antes de acostarte. Todo ello te ayudará a que tu piel luzca un aspecto luminoso, aunque sin brillos y estimulará la circulación. En el resto del cuerpo, aplicar una buena crema hidratante, prestando especial atención en las rodillas, talones, codos y cuello. Para las manos, es mejor utilizar una crema específica.

Hasta el momento, solo hemos hablado de los cuidados a nivel externo, pero supongo que sois conscientes que un cuidado desde el interior, será el complemento ideal para lucir una piel radiante. Así que no dudéis en incluir en vuestra alimentación:

*Alimentos ricos en selenio (carnes y mariscos) serán unos fieles aliados para combatir los efectos de las quemaduras solares y retrasar el envejecimiento de la piel.
Las zanahorias, naranjas y espinacas, ricas en betacarotenos activadores de la melanina, el té, la soja o el cacao, ricos en antioxidantes, coliflor, perejil, kiwis, pimiento y frutas cítricas, excelentes fuentes de vitamina C, serán todos ellos también fieles aliados para  la salud de nuestra piel.
*Comer huevos, pescado, judías verdes o guisantes, nos ayudarán a aportar azufre a nuestro organismo.
*Los frutos secos y semillas, gracias a su aporte de silicio (elemento fundamental para la biosíntesi del colágeno) nos ayudarán a prevenir las estrías, la pérdida de elasticidad y la aparición de arrugas.
Para finalizar, los zumos e infusiones tales como la aloe vera, nos ayudarán a regenerar los tejidos.

CABELLO
El otoño es la época por excelencia de la caída del pelo moderada, debido al cambio estacional. Además, la sequedad y encrespamiento, también son muy comunes. Pero no es nada preocupante si seguimos los consejos básicos que os voy a dar a continuación para lucir un pelo perfecto.


Aunque nos aterre la idea de una peluquera con unas tijeras en mano, va a ser muy beneficioso para deshacernos de las puntas quebradizas, sanear nuestra melena. Así que realizar un corte de pelo, con las puntas basta, va a sernos de mucha ayuda.

No debemos olvidar que los champús, acondicionadores, mascarillas… deben adaptarse a nuestras necesidades, es decir, usar productos que se adapten a nuestro tipo de pelo. Lo ideal, optar por productos formulados a partir de componentes de origen natural que ayudaran a cuidar nuestra salud capilar, en especial a los cabellos teñidos, con los que deberemos prestar especial atención.
También es importante que cuidemos nuestro cabello con tratamientos para fortalecer las fibras capilares. Un componente que nos ayudará a ello es la queratina, que es una proteína rica en azufre, recomendada sobre todo para pelos encrespados.

Otro punto que debemos tener en cuenta es el cuidado de nuestro cuero cabelludo. Para hacerlo, es ideal que durante el lavado realicemos suaves masajes con los dedos, para ayudar a que nuestro pelo luzca más brillante. Aunque para las personas que tengan el cuero cabelludo graso, no es recomendable, puesto que ese masaje puede estimular las glándulas sebáceas (productoras de la grasa).

Y para finalizar, no abusar del secador, plancha o rizadores. Estos aparatos pueden llegar a alcanzar temperaturas muy elevadas causando daños importantes en nuestro pelo, si no se usan adecuadamente. Por lo que es ideal siempre usar productos para reducir el impacto en nuestro cabello y aplicar dichos aparatos con el pelo seco.

Espero, que los consejos que os doy hoy os sean de utilidad.


No puedo terminar sin agradecer enormemente a Marta que me haya “dejado colarme” en su blog. Infintitas gracias cielo, de verdad, ha sido un placer estar hoy por aquí.

¡Hasta pronto!






37 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro que sí. Que no cuesta nada cuidarnos ^_^
      Besos

      Eliminar
  2. Hola chicas!!! A Carol la leo todas la semanas,da unos consejos maravillosos y este sobre la piel y el cabello no iba a ser menos.Tomaré nota de tus consejos,si conocía el aceite de almendras dulces,no lo utilice pero todo el mundo habla maravillas de él.Un beso guapa y mil gracias por tus consejos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Ya te digo que cuando empieces ausarlo, nunca faltará un frasco en tu casa Jejeje
      Muchas gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Hola cielo!
    Qué voy a decirte yo de este post.. jejeje Poca cosa.
    Pero lo que sí puedo decirte que ha sido un auténtico placer haber podido trabajar contigo. Vamos, darme la oportunidad de colarme en tu magnífico blog y ofrecer información que espero que sea de interés para tus lectores.
    Como siempre digo, las colaboraciones sanas siempre estarán abiertas para mí, y la tuya sin duda ha sido una de ellas.
    Así que, lo dicho, espero que pronto podamos colarnos la una en el blog de la otra.
    Un beso preciosa y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Ostras, consejos para cuidarme por dentro y por fuera ahora que llega el otoño, me parece perfecto!! Y me han encantado todas esas recetas de exfoliantes caseras, me parece genial poder contar con los productos más naturales posibles para mi piel ¿Darás consejos para cuidar la piel en invierno en más profundidad? Tomo en cuenta los alimentos que propones, pero me encantaría leer un post con más ideas de cuidados para la piel invernales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es una buena idea. Si vuelvo a "colarme" en el blog de Marta, será una idea a tener en cuenta.
      Gracias.
      Besos

      Eliminar
  5. ¡Me ha encantado! La verdad es que yo noto muchísimo el otoño tanto en la piel, como en el pelo. Y agradezco mucho que me guste cuidarme porque amplío mucho los cuidados en esta época. Alimentación inclusive, que el verano suele ser época de excesos y tampoco hacen ningún bien. En la piel del rostro noto menos luz tras el verano, así que me pongo muy en serio con ella y con el pelo, que también se me cae bastante. Me apunto algunos consejos que no seguía y me vienen genial ¡Un beso a las dos! Me ha encantado vuestra colaboración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Pondría la mano en el fuego, y fijo que no me equivocaría, con que eres una personas que está súper concienciada con ello. Jejeje Pero bueno, nunca está de más conocer cositas nuevas.
      Celebro que te haya gustado el post.
      Besos

      Eliminar
  6. Me parecen maravillosos todos tus consejos, sobretodo lo del cuero cabelludo que es el gran olvidado. En cuanto a la exfoliación yo utilizo jabón neutro y bicarbonato se queda la piel luminosa y sedososísima. Si lo pruebas ya me contarás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Conocía lo del bicarbonato de sodio, pero nos e debe abusar, ya que puede hacer el efecto contrario, deshidratar y que tu piel tenga que generar grasa como defensa (hablo especialmente en el rostro).
      Besos

      Eliminar
  7. Me encanta el blog de Carolina, así que este post me parece perfecto jejej, en esta época es cierto que hay que dar cuidados extras a la piel y el pelo, en mi caso más el pelo, lo tengo castigado de las locuras del verano, me apunto todos los consejos que yo lo que diga Carolina... va a misa , besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias. De verdad de la buena que me encanta que mis consejitos os sirvan.
      Besos

      Eliminar
  8. Un post estupendo guapa.
    Un beso!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Celebro que te haya gustado . Gracias.
      Besos

      Eliminar
  9. Muy buenos consejos!!! En mi caso no puedo utilizar crema hidratante en el rostro... pues tengo un problema de unas microfisurs que me han hecho desarrollar un acné tardío, el problema es que noti la piel después del verano bastante seca, se que se pueden utilizar algunos aceites para el rostro que hidratan pero no producen sebo, sabrías de alguno? Y hablando de aceites... cuál recomendarías tu para el pelo? Un besito! Me encanta tu post!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Para el rostro van de perlas el de argán, de coco, linaza, espino de mar, olivo, aguacate, y un largo etcétera. Todo dependerá siempre de tu tipo de piel. Si tienes acné, el de coco puede venirte bien, pero como siempre digo, es mejor acudir a un especialista que pueda hacerte una valoración más específica.
      Para el pelo pueden venirte bien, el de aguacate, ricino, oliva, almendras, coso, manteca de karité, etc. Pero igual que para con el rostro, dependerá de tu tipo de pelo.
      Si especificas más, intentaré hilar bien el hilo y darte algunos que a priori deberían irte bien.
      Besos

      Eliminar
  10. Me ha encantado el post porque es una mina de información. Por otro lado veo que tengo que poner en práctica varias cosas de expuestas, ya que veo que sólo hago dos bien: la comida y haberme cortado las puntas hace 3 semanas. El resto, ya me puedes suspender. Pero como soy una alumna aplicada, pondré en práctica varios de los consejos.
    Gracias :) y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Nunca es tarde mujer. Así que, poco a poco, ve adquiriendo algunos de estos buenos hábitos y fijo que notas mejoría.
      Besos

      Eliminar
  11. Hola:
    Yo si conocía el blog de Carolina, de vez en cuando me doy una vueltita por Mi Meta tu salud.
    Me ha encantado el post, estoy contigo en que ahora es el momento de prestar especial atención a nuestra piel y cabello, porque después de un duro verano, deben estar preparados para afrontar el invierno, que también es una época dura para nuestro cuerpo, yo suelo aprovechar primavera y otoño para cuidarme un poquito más.
    La parte de la alimentación, me encanta que nos la hayas recordado, porque muchas veces en la gran olvidada y es vital. En invierno nuestro cuerpo gasta gran parte de su energía y mantener nuestra temperatura, y la hidratación y nutrición de la piel se ve muy afectada, hay que irse preparando por dentro y por fuera.

    Un gran artículo, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro, a veces nos olvidamos que hay que "trabajar" también nuestra alimentación, vamos, que muchas veces no somos conscientes que lo que comemos también puede influir, para bien o para mal (hablo a nivel de piel, pelo, etc)
      Celebro que el post te haya gustado reina.
      Besotes y gracias

      Eliminar
  12. Me han encantado los consejos la verdad es que lo que más llevo a raja tabla es el cuidado del cabello, porque para la piel utilizo hidratante pero no recuerdo siempre de usarla y debería ponérmelo como norma lo sé. También cuido mucho los labios y esas grietas como bien comentas que llegan con las épocas de frío.
    Me resulta grandiosa la colaboración que habéis hecho la una con la otra ambos blog son fascinantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La verdad es que estoy súper encantada de haber colaborado con Marta. Sin duda ha sido una experiencia que espero volver a repetir.
      Muchas gracias guapa y a seguir con los buenos hábitos.
      Besos

      Eliminar
  13. El otoño es una estación de cambio que el cuerpo nota muchísimo! que bien nos vienen vuestros consejos
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Celebro que el post pueda serte de utilidad.
      Besos

      Eliminar
  14. Sería genial un artículo sobre la caída de cabello estacional, el otoño pasado sufrí de ello y me asusté muchísimo. Gracias por las recomendaciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Con el permiso de Marta, tengo un post sobre ello en el blog. Pero, es un tema que podemos hablar en futuras colaboraciones. (¿Se nota que estoy ansiosa por venirme por aquí de nuevo? Jejejeje)
      Besos

      Eliminar
  15. Hola,
    Me parece genial este tipo de colaboraciones.
    Y la información que nos traes de mucha utilidad. A ver si ya va llegando el frío que ya va apeteciendo.
    En el Sur de España todavía vamos a la playa y así cuesta pensar en otoño, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La verdad es que ha sido una grata experiencia.
      Que envidia muchacha, aquí ya estamos con el fresquete por no decir frío, así que no podemos bajar la guardia.
      Besos

      Eliminar
  16. Me ha parecido un post muy útil pues por desconocimiento hay personas que se cuidan de la misma manera durante todo el año y usan los mismo productos cuando la piel nos habla y nos pide a gritos cuidados específicos.
    Me ha encantado cada recomendación que que también hagas énfasis en que hay que cuidarse por dentro pues todo suma y está íntimamente relacionado.

    En cuanto a la colaboración me ha parecido estupenda y más porque yo también sigo a Carolina y me encanta su blog y el tuyo también claro.

    ¡En hora buena a ambas!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Vaya que si conozco a Carolina y como no podía ser de otra manera me ha encantado su post y me ha resultado muy interesante cruzármela en tu blog. Os felicito! Respecto a lo que es en sí el post te diré que no puedo estar más de acuerdo con ella: debemos adaptar nuestras rutinas de cuidado no sólo a la estación sino siempre, siempre a lo que nos pide nuestra piel, la naturaleza es muyyy sabia! Muakss

    ResponderEliminar
  18. Un post muy interesante como práctico, ya que nos ofreces unos consejos sensacionales para estar cuidada ante los efectos del otoño.
    Me ha encantado y ya con ganas de verte en el próximo post.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  19. ¡ Hola! Yo es cierto que noto bastante los cambios de estación en mi piel. Siento que se desequilibra un poco, por eso en esas épocas le doy un "booster" que ayude a que la transición cause los menos estragos posibles.
    Nunca hay que olvidar la protección solar, aunque yo prefiero aplicarla aparte, no que venga en los productos de cuidado, para que así una hidratante ( por ejemplo) pueda servir tanto para día como para noche. No me gusta aplicar productos con protección solar para ir a dormir.
    Respecto al cabello, para que no se estropee con el calor de secador, plancha, etc... yo aplico antes un protector de calor. Igualmente no se puede abusar del calor, pero al menos no se daña tanto el pelo.
    Y muy importante también, como bien apuntas, cuidar la piel desde dentro. Hay alimentos y hábitos que la benefician o la perjudican, que no podemos esperar milagros de una "crema". Si no llevamos una alimentación equilibrada y saludable, nuestra piel lo va a reflejar.
    Voy a ver qué nos cuenta Carolina...
    Besitos!

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias a ambas,tomo nota de los consejos maravillosos,cada época del año ,requiere unos cuidados diferentes.Besos.

    ResponderEliminar
  21. Yo estoy hecha un cristo, se me cae un montón el pelo y luego tengo la piel seca y a la vez con granos, a ver si recupero porque vamos jaja, un besote.

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras, mi blog se nutre de ellas y ten por seguro que si pasas por aquí te devolveré la visita. Los comentarios con enlaces no serán publicados.